¿Qué es marihuana?

La marihuana viene de la hoja de la planta Cannabis Sativa. Contiene un ingrediente activo conocido como THC el cual hace al que eleve el estado de ánimo de la persona. THC y otros componentes de la marihuana puede afectar en funcionamiento del cuerpo.

La mayoría de la personas fuman las hojas de esta planta, pero también se puede mezclar con comida, tomar como te o ser inhalada con un vaporizador.

Irrespectivamente de cómo entre en el sistema, afecta prácticamente todos los órganos del cuerpo, el sistema nervioso central y el sistema inmunológico. Cuando la marihuana se fuma, el cuerpo absorbe el THC inmediatamente. Si se utiliza en comida, se tarda un poco más ya que tiene que metabolizarse en el estómago antes de llegar a los vasos sanguíneos. La persona puede identificar cambios en su cuerpo rápidamente luego de fumar la marihuana. El efecto dura aproximadamente de tres a cuatro horas.

Fumar marihuana puede hacer que el corazón lata hasta el doble de ritmo regular por tres horas. Esta es la razón por la cual algunas personas tienen ataques al corazón luego de usar esta substancia. En adición, puede aumentar el potencial de sangramiento, bajar la presión arterial y afectar el nivel de la azúcar en la sangre.

No se conoce todavía a ciencia cierta el efecto que tiene en producir cáncer de pulmón, pero si se conoce que irrita los pulmones. Esta es la razón por la cual usuarios de marihuana desarrollan una tos crónica y tienen problemas de salud asociados tales como catarros frecuentes e infecciones en los pulmones.

Otros efectos físicos asociados al uso de la marihuana incluyen:

  • mareos
  • respiración superficial
  • dilatación de la pupila y enrojecimiento de los ojos
  • sequedad de la boca
  • aumento en el apetito
  • retardación psicomotora (el riesgo de tener accidentes automovilistas se duplica)

Si la persona utiliza marihuana por un periodo extendido y descontinúa el uso repentinamente, puede desarrollar síntomas de retirada, irritabilidad, dificultad para dormir, disminución en el apetito. Y deseos constantes de comer.